top of page

Trauma renal

Actualizado: 26 abr


MANUAL DE EMERGENCIAS


La mayoría de las lesiones renales son el resultado de un traumatismo abdominal directo directo, el riñón se aplasta contra los músculos paravertebrales o entre la duodécima costilla y la columna vertebral.


El traumatismo indirecto (p. Ej., Una caída desde una altura) puede desgarrar los principales vasos sanguíneos del pedículo renal o romper el uréter en la unión pelviureterica.


Las lesiones penetrantes son relativamente raras. Muchos pacientes con trauma renal también tienen otras lesiones importantes, que pueden oscurecer el diagnóstico de la lesión renal.


Los niños son particularmente propensos a las lesiones renales. El trauma puede descubrir anormalidades congénitas, hidronefrosis u ocasionalmente tumores incidentales.


Características clínicas


La mayoría de los pacientes tienen antecedentes de un golpe en el lomo o el costado y tienen dolor en el lomo seguido de hematuria (que puede retrasarse). El lomo es tierno y puede haber moretones o abrasiones visibles.


El empeoramiento del dolor renal puede indicar isquemia renal progresiva. El sangrado perinéfrico puede causar hinchazón del lomo y una masa palpable. La hematuria puede estar ausente en lesiones graves en las que hay desgarros vasculares renales, trombosis o avulsión ureteral completa.


Investigaciones


  • Busque y registre hematuria visible y realice pruebas de hematuria microscópica. Obtenga acceso venoso, envíe sangre para FBC, U&E, glucosa, pantalla de coagulación, y agrupe y ahorre.


  • La IVU fue la investigación estándar para sospechar lesiones renales, pero esto ha sido reemplazado en gran medida por la TC abdominal. Si la TC no está disponible, la UIV se puede usar para dilucidar la forma y la función de un riñón lesionado y confirmar un riñón contralateral que funcione.


  • Un paciente inestable que requiere laparotomía inmediata puede necesitar una UIV intraoperatoria para diagnosticar una lesión renal y verificar que el otro riñón esté funcionando.


  • CT La TC abdominal urgente es necesaria si hay hematuria franca o si el paciente se sorprendió (pero ahora está estable) y tiene hematuria franca o microscópica. El equipo quirúrgico debe participar antes de que se organice la TC.


  • Los pacientes deben ser hemodinámicamente estables para su transferencia a la TC. La UIV es innecesaria si se planea o se ha realizado una TC con contraste.


  • FAST (USS) muestra morfología renal y confirma la presencia de dos riñones, pero no demuestra su función.


  • La angiografía selectiva ocasionalmente es útil.


  • Los pacientes estables con hematuria microscópica aislada no necesitan IVU o TC urgentes, pero requieren revisión y seguimiento adecuado.


Administración


La mayoría de las lesiones renales contundentes se resuelven con reposo en cama y analgesia. Administre antibióticos profilácticos después de consultar al equipo quirúrgico y de acuerdo con la política local. Repita y registre pulso, BP y T °.


Los pacientes con lesiones renales penetrantes y trauma renal contundente severo necesitan una evaluación urológica experta urgente ± cirugía de emergencia: el tiempo isquémico cálido de un riñón es de solo ½ hora. Resucite con líquidos intravenosos y administre analgesia y antibióticos por vía intravenosa.


0 visualizaciones0 comentarios

תגובות


bottom of page