top of page

Autolesiones

Actualizado: 19 mar


MANUAL DE EMERGENCIAS


La autolesión (DSH, Deliberate Self-Harm en inglés) representa el 8 al 20% de los ingresos médicos agudos en el Reino Unido.


Los síntomas psiquiátricos a menudo se asocian con autolesiones, pero tienden a ser transitorios y se relacionan predominantemente con factores sociales o emocionales.


La enfermedad psiquiátrica es relativamente poco frecuente (aproximadamente un 5–8% de los casos, principalmente depresión). Alrededor de un 90% de los autolesiones implican envenenamiento, el resto serán lesiones físicas (como cortes con objetos afilados).


La mayoría de los episodios de autolesiones son impulsivos (considerados durante <1 hora de antemano). El consumo de alcohol asociado es frecuente y puede haber precipitado el evento. Sin embargo, evalúe cuidadosamente:


  • El 1% de los pacientes con autolesiones se suicidan en un año.

Algunos hospitales admiten a los pacientes con autolesiones en una sala de observación especial en Emergencias, lo que permite que el alcohol desaparezca hasta que la situación se pueda evaluar adecuadamente.


Triaje


Los pacientes que se presentan después de un episodio de autolesión física y / o sobredosis requieren una evaluación inicial rápida (triaje) para establecer:


  • La gravedad de la situación.

  • La capacidad mental del paciente.

  • La disposición a quedarse y recibir ayuda en el Hospital.

  • Los niveles de angustia.

  • La presencia de enfermedades mentales.


Factores que pueden hacer que la situación sea más urgente incluyen:


  • Necesidad de tratamiento urgente por lesiones físicas y / o sobredosis.

  • Riesgo inmediato de violencia hacia terceras personas.

  • Riesgo inmediato de autolesión de mayor importancia.

  • Necesidad de tratamiento, pero el paciente amenaza con irse.

Escala de triaje de salud mental australiana



NICE recomienda esta escala combinada de triaje de salud física y mental y se puede adaptar para un uso fácil (consulte)





Debe haber un sistema para que los pacientes con autolesiones sean controlados al menos cada hora; un cambio en la categoría de clasificación puede requerir una evaluación más urgente.

Manejo


A todos los pacientes que se presenten en el servicio de urgencias después de autolesionarse se les debe ofrecer una evaluación psicosocial de las necesidades y los riesgos por parte de un equipo especializado.


Algunas unidades de Psiquiatría continúan ingresando a todos los pacientes con autolesiones para una evaluación psiquiátrica una vez que se ha establecido que no tienen ningún problema médico subyacente.


Un enfoque selectivo distingue a los pacientes con patología psiquiátrica subyacente y / o intención suicida verdadera, ambos requieren una evaluación psiquiátrica formal.


NOTA: en Reino Unido muchos hospitales han desarrollado servicios de enlace psiquiátrico con especialistas médicos y de enfermería en salud mental que pueden ofrecer información experta.

Evaluación


Involucre a familiares y cuidadores siempre que sea posible, con el consentimiento del paciente.


Nos enfocaremos en evaluar:


  • Eventos y circunstancias que conducen al episodio de autolesión.

  • Preparación, ocultamiento y verdadera intención de un acto de autolesiones.

  • Resultado del acto de autolesiones (por ejemplo, peligro no intencionado o descubrimiento accidental).

  • Tensiones actuales, problemas financieros, legales o de relaciones personales.

  • Abuso de alcohol o sustancias.

  • Autolesiones o enfermedades psiquiátricas previas.

Decida sobre la derivación psiquiátrica utilizando esta información.


  • En caso de duda, consulte.

  • Consulte también de inmediato a cualquier niño o adolescente que se presente con autolesiones.

Factores que sugieren intención suicida


  • Preparación cuidadosa (por ejemplo, guardar comprimidos) y / o premeditación significativa.

  • La Organización de Actos finales (Ej. Organizar finanzas, seguros o testamentos).

  • Autolesionarse cuando la persona se encuentra sola, en secreto o cuando es poco probable que se le descubra.

  • No buscar ayuda después de autolesionarse.

  • Un deseo definido y sostenido de morir.


Las notas de suicidio pueden ser importantes, pero a veces se dejan con un efecto dramático y, por lo tanto, no siempre son indicadores confiables.


Considere todos los actos de autolesión cometidos por personas mayores de 65 años como evidencia de intención suicida hasta que se demuestre lo contrario.


Riesgo de autolesionarse en el futuro


La recurrencia es más probable si ha habido episodios previos repetidos (por ejemplo, pacientes que habitualmente se autolesioan cortándose o sobredosis recurrentes).


Los predictores sociodemográficos incluyen estar:


  • Soltero o separado.

  • Tener entre 25 y 54 años.

  • Estar desempleado.

  • Clase social baja.

Otros factores incluyen:


  • La dependencia de drogas o alcohol.

  • Antecedentes de conducta criminal.

  • Tratamiento psiquiátrico previo.

  • A presencia de un trastorno de la personalidad.

15 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page