top of page

Intoxicación por LSD


MANUAL DE EMERGENCIAS 80/20


La intoxicación por LSD (dietilamida del ácido lisérgico) es un fenómeno asociado comúnmente al uso recreativo de esta droga alucinógena. Pertenece a la familia de las triptaminas y es conocida por sus efectos psicodélicos.


Sustancias de la familia del LSD:


El LSD es parte de la familia de las triptaminas, que incluye otras sustancias psicodélicas como la psilocibina (presente en los hongos mágicos) y la dimetiltriptamina (DMT). Cada una de estas sustancias tiene propiedades alucinógenas, pero difieren en su origen y duración de los efectos.


Frecuencia de intoxicación:


La intoxicación por LSD es más común en contextos recreativos y festivos. El consumo tiende a ocurrir en entornos en los que los individuos buscan experiencias psicodélicas y alteraciones en la percepción.


Síntomas y signos clínicos:


1. Alucinaciones: Uno de los efectos más característicos del LSD es la aparición de alucinaciones visuales, auditivas o táctiles, que pueden variar en intensidad y duración.


2. Cambios en la percepción del tiempo y espacio: Los individuos bajo la influencia del LSD pueden experimentar distorsiones en la percepción del tiempo y del espacio.


3. Aumento de la sensibilidad emocional: Los sentimientos pueden intensificarse, y los individuos pueden experimentar euforia, ansiedad o cambios repentinos en el estado de ánimo.


4. Taquicardia y aumento de la presión arterial: Respuestas fisiológicas como el aumento de la frecuencia cardíaca y la presión arterial son comunes durante la intoxicación por LSD.


5. Pensamiento desorganizado: Pueden ocurrir pensamientos desorganizados o paranoia, especialmente en dosis elevadas.


Tratamiento en el departamento de medicina de emergencias:


1. Manejo de la ansiedad: En casos de ansiedad extrema, se pueden administrar benzodiacepinas para calmar al paciente.

\

2. Entorno tranquilo y apoyo psicológico: Crear un entorno tranquilo y seguro es esencial para reducir la ansiedad y minimizar el riesgo de lesiones autoinfligidas.


3. Hidratación y monitorización: Asegurar una adecuada hidratación y monitorizar signos vitales para abordar cualquier complicación física asociada al aumento de la actividad cardiovascular.


4. Evitar la estimulación externa: Reducir estímulos externos, como luces brillantes o ruidos fuertes, para minimizar la sobreestimulación sensorial.


5. Educación y apoyo post-intoxicación: Proporcionar educación sobre los riesgos asociados al uso de LSD y ofrecer apoyo psicológico para abordar posibles efectos a largo plazo.


2 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page