top of page

Enfermedad Ulcerosa Péptica

Actualizado: 11 mar


MANUAL DE EMERGENCIAS



La perforación de una úlcera gástrica o duodenal suele ser un evento repentino muy doloroso.


Puede ocurrir en aquellos sin enfermedad de úlcera péptica conocida, así como en aquellos con problemas diagnosticados previamente. Sin embargo, el interrogatorio clínico suele revelar síntomas recientes atribuidos a "indigestión".


El dolor epigástrico, localizado, repentino, que se extiende al resto del abdomen, que empeora al toser o moverse y puede irradiarse a la punta del hombro es MUY INDICATIVO.


Examen


Aunque angustiado, el paciente a menudo prefiere quedarse quieto, en lugar de retorcerse en la camilla. Sin embargo, algunos pacientes con dolor extremo se retuercen de dolor y no pueden quedarse quietos para ser examinados o para la realización de radiografías. En este caso administre analgesia antes de proceder a su examen y pruebas.


Otros signos como la ausencia de ruidos intestinales, shock, peritonitis generalizada y fiebre se desarrollan a medida que pasa el tiempo.


Investigaciones


Una Radiografía de tórax en posición erecto demostrará gas libre bajo el diafragma en aproximadamente el 75% de los pacientes con úlcera péptica perforada (si el paciente no está lo suficientemente apto para una CXR erecta, obtenga una radiografía de decúbito lateral izquierdo).


En aquellos casos en los que se sospecha el diagnóstico, pero no se ha demostrado mediante rayos X, una TAC de contraste es lo indicado.


Otras investigaciones que realizar son:


  • Glucosa

  • Hemograma. La serie blanca típicamente aumentada.

  • Función Renal y electrolitos

  • Amilasa, puede estar ligeramente elevada.

  • Troponina, para descartar o confirmar el diagnóstico de IAM posterior

  • ECG

  • SpO2

  • Gasometría Venosa


Tratamiento


  • Dar oxígeno si es necesario.

  • Proporcionar analgesia IV (p. Ej., Morfina, ajustar dosis según la respuesta).


  • Administre un antiemético (p. Ej., Metoclopramida IV lenta 10 mg).


  • Resucite con sueroterapia IV si es necesario, solución salina IV al 0.9%.

  • Refiera a Cirugía. Discuta con ellos la administración de antibióticos por vía intravenosa (p. Ej., Cefotaxima 1 gramo, en presentaciones tardías añadir 500 mg de metronidazol), según los protocolos de su Hospital


Otras perforaciones Gastrointestinales


Las perforaciones pueden afectar cualquier parte del tracto gastrointestinal, pero las causas principales son:


  • La ulceración péptica

  • El trauma

  • La enfermedad Diverticular

  • El carcinoma de colon.


Los principios del tratamiento de emergencia son similares a los de la úlcera péptica perforada (descrita anteriormente).


La perforación intestinal generalmente produce gas debajo del diafragma en la Radiografía de Tórax en posición erecto, pero recuerde que hay otras causas posibles, como son: cirugía reciente, diálisis peritoneal, infecciones formadoras de gas y, ocasionalmente, insuflación de gas vaginal durante el esquí acuático o el sexo oral.



Otras presentaciones de úlcera péptica


La enfermedad de úlcera péptica también puede presentarse con:


  • Hemorragia gastrointestinal superior o inferior

  • Esofagitis

  • Gastritis

  • Duodenitis.


Si la presentación del paciente sugiere inflamación del tracto gastrointestinal superior, considere el Alta al paciente con una receta de antiácido y seguimiento por su Médico de Familia.


Esta forma de actuación NO es adecuada si existe alguna posibilidad de complicación grave. TAMPOCO suele ser apropiado iniciar la terapia con bloqueadores H2 o inhibidores de la bomba de protones en el servicio de urgencias sin un diagnóstico preciso. Refiera a su médico de familia para investigaciones y seguimiento.

6 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page