top of page

Disartria.

Actualizado: 6 mar


MANUAL DE EMERGENCIAS 80/20


La disartria es un trastorno del habla que resulta de la dificultad para articular palabras debido a la debilidad o falta de coordinación de los músculos involucrados en el habla. Este trastorno puede tener diversas causas, cada una con características clínicas únicas. Detalles en la Tabla 1, analizamos diferentes causas de la disartria, junto con sus manifestaciones y las pruebas de diagnóstico pertinentes.


Tabla 1: Disartria.

Condición

Causes

Síntomas y Signos

Pruebas de Diagnóstico

Lesión de la Corteza Cerebral

Lesiones en la corteza cerebral, que controla la planificación y ejecución de los movimientos del habla.

Dificultad para articular palabras. Posible afectación de la comprensión del lenguaje. Cambios en la modulación y tono del habla.

Resonancia Magnética (RM) o Tomografía Computarizada (TC) Cerebral: Identificar lesiones en la corteza cerebral. Evaluación Neuropsicológica: Evaluar la función cognitiva y del lenguaje.

Lesión de la Cápsula Interna Cerebral

Lesiones en la cápsula interna pueden afectar las vías motoras que controlan la musculatura del habla.

Debilidad o pérdida de control de los músculos faciales y orofaciales. Disminución de la expresión facial. Dificultades para articular sonidos específicos.

Resonancia Magnética (RM) del Cerebro: Identificar lesiones en la cápsula interna. Electromiografía (EMG): Evaluar la actividad eléctrica de los músculos afectados.

Lesión de la Motoneurona Superior

Alteraciones en las neuronas motoras que se originan en el cerebro y descienden hacia la médula espinal.

Debilidad y falta de control en los músculos del habla. Espasticidad muscular. Dificultades en la articulación de palabras.

Electromiografía (EMG): Evaluar la actividad eléctrica de los músculos. Resonancia Magnética (RM) de la Cabeza y la Médula Espinal: Descartar lesiones estructurales.

Lesión de la Motoneurona Inferior

Lesiones en las neuronas motoras que salen de la médula espinal hacia los músculos.

Atrofia muscular. Fasciculaciones (contracciones musculares involuntarias). Debilidad en los músculos del habla.

Electromiografía (EMG): Evaluar la actividad eléctrica de los músculos. Biopsia Muscular: Analizar el tejido muscular para identificar cambios patológicos.

Extrapiramidal

Disfunción del sistema extrapiramidal que regula el control motor.

Rigidez muscular. Movimientos involuntarios. Alteraciones en la velocidad y fluidez del habla.

Evaluación Neurológica: Identificar signos extrapiramidales. Pruebas de Imagen Cerebral: Descartar lesiones estructurales.

Lesión Cerebelar

Lesiones en el cerebelo que afectan la coordinación motora.

Alteraciones en la coordinación de los movimientos orofaciales. Ataxia (falta de coordinación). Habla titubeante y desorganizada.

Resonancia Magnética (RM) del Cerebelo: Identificar lesiones cerebelares. Pruebas de Coordinación Motora: Evaluar la función cerebelar.

Por Drogas o Medicamentos

Algunos medicamentos pueden tener efectos secundarios que afectan el control motor y la musculatura del habla.

Cambios en la articulación del habla. Debilidad o atrofia muscular. Posibles efectos secundarios neuromusculares.

Historial Clínico y Medicamentoso: Identificar cambios coincidentes con la introducción de medicamentos. Pruebas de Función Hepática y Renal: Descartar efectos tóxicos.


1 visualización0 comentarios

Комментарии


bottom of page